El gobierno de aquel entonces, presidido por el Gral. Stroessner, con una buena y alta política soluciono el problema de los Saltos de Guaira y se construyo la «Represa Hidroeléctrica» cuyos propietarios son Paraguay y Brasil. El problema de que los gobiernos posteriores del Paraguay no continuaron para terminar esta monumental obra de construir la «Infraestructura Eléctrica» , de igual importancia y necesaria, para que el Paraguay pueda retirar el 100% de la Potencia/energía de la Itaipu-binacional, que nos corresponde como socio Condómino.

Este gobierno está tratando de terminar en tiempo y forma, para el 2022 las “Infraestructura Eléctrica”, para retirar en el 2023 el 100% de la Potencia/energía, que nos corresponde como socio Condómino. Y con estas obras, (Que faltaban) culminar lo que empezó el gobierno de aquel entonces, de construir la “Represa”, y este gobierno con la construcción de las “la Líneas de Transmisión y de Distribución, tan importante y necesaria como “La Represa misma”,  (culminar estas obras) para que el Paraguay retire el 100% de la Potencia/energía, que nos corresponde, y con esta gestión patriota de este gobierno conseguir la ansiada “Soberanía Energética”.

 Desde el punto de vista técnico desentrañar los intrigulis, y hasta semánticos DEL ANEXO C, es tarea ciclópea. En nuestro país las autoridades de turno se dejaron estar, nunca casi hicieron sus tareas (Por muchos$$$ motivo$$$) de terminar esta monumental obra, de seguir construyendo las “Infraestructura Eléctrica”, tan importante y necesaria como es la “Represa de Itaipu”.

Estas autoridades, (y nosotros nos dejamos estar) mucho tiempo, luego de la firma y entrada en funcionamiento de las 18 turbinas primera (y luego vinieron las otras 2 turbinas, a hoy la Represa tiene 20 turbinas). Y luego todo se fue negociando y preparando, con una habilidad maquiavélica, de los gobiernos brasileños, acompañado con su silencio, de las autoridades paraguayas (Hay que preguntarle de porque ese silencio a “Los Barones de Itaipu”).  Hablo de la parte política y de gestión. En ese sentido Brasil-(lado Margen Izquierdo), dos años antes que termine la “Represa, ya tenían terminado las obras de “Infraestructura Electrica”, para retirar el 100% de la producción Potencia/energía, de la Itaipu Binacional.  y para que al final el Brasil, siga sacando la parte del león y nosotros la parte de ratón. Hasta hoy Brasil lleva el 92% de la producción Potencia/energía de la Usina-Binacional, y Paraguay solamente el 8%, por no tener la capacidad de infraestructura eléctrica, para que podamos traer el 100% de la Potencia/energía, que nos corresponde como socio Condómino.  

Es también de rigor, recordar, que Brasil, quiso quedarse con los Saltos de Guaira en la década del 60 que, por una oportuna intervención, del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica LYNDON B. JHONSON, a pedido de nuestro gobierno presidido por el Gral. Stroessner. Envió a su secretario de Estado, DEAN RUSK, al Paraguay para interiorizarse del problema, y luego de permanecer medio día, el secretario de estado norteamericano, viajo al Brasil, y consiguió que los brasileños se sentaran a negociar con el Paraguay, el problema de los Saltos de Guaira. En dicha negociación se concluyó que se construiría una Represa Hidroeléctrica, cuyos propietarios serian Paraguay y Brasil. (El acto de la Firma del Tratado de Itaipu. Se realizo en Brasilia, el 26 de abril de 1973).

Desde esta “Comunidad” El Paraguay que queremos exhortamos, a las autoridades actuales, (desde luego acompañado del pueblo): Debemos negociar el Anexo C. con Prudencia y Patriotismo, anteponiendo los intereses nacionales a cualquier otro tipo de interés.    

Compartir esto